Intimidad en nuestras relaciones

Print Friendly, PDF & Email

La relación con nuestro cónyuge comenzó por el deseo de tener alguna clase de intimidad con otra persona. Este anhelo por intimidad es el motor detrás de todas nuestras relaciones. También es el origen de la mayoría de problemas en nuestras relaciones.

Somos seres espirituales, que tenemos un alma también llamados mente o corazón, y haitamos un cuerpo físico. En cada una de estas partes de nuestro ser buscamos tener intimidad con alguien más. Por eso detrás de cada relación hay diferentes clases de intimidad y en diferentes niveles: Intimidad espiritual, intimidad emocional o intimidad física. Aquí algunos ejemplos:

  • Intimidad espiritual; Participar de las mismas cosas de la fe y compartir las mismas espectativas, anhelos y buscar experiencias espirituales juntos.
  • Intimidad emocional; Tener sentimientos, emociones o vivencias parecidas, afinidad en formas de pensar, gustos, intereses. Compartir lo que sentimos, experimentamos, soñamos, etc.
  • Intimidad física; Buscar convivir, estar juntos en momentos especiales o de dificultad, tener expresiones físicas de amor como abrazos, palmadas, caricias, besos o apapachos. Entre esposos incluye además la intimidad sexual.

El deseo de toda persona es tener relaciones donde encuentre intimidad.

Genesis 2:18-20 (NBLA) 18 Entonces el SEÑOR Dios dijo: «No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda adecuada ». 19 Y el SEÑOR Dios formó de la tierra todo animal del campo y toda ave del cielo , y los trajo al hombre para ver cómo los llamaría. Como el hombre llamó a cada ser viviente, ese fue su nombre. 20 El hombre puso nombre a todo ganado y a las aves del cielo y a todo animal del campo, pero para Adán no se encontró una ayuda que fuera adecuada para él .

Una clase de intimidad lleva siempre a procurar las otras. Ej. Si conozco a alguien que tiene las mismas convicciones en cuanto a la fe, buscaré compartir mis formas de pensar o ideas, experiencias y si sigue la relación, habrá también algunas expresiones o muestras de afecto físico.

Genesis 2:24-25 (NBLA) 24 Por tanto el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán una sola carne . 25 Ambos estaban desnudos, el hombre y su mujer, pero no se avergonzaban .

— No solo estaban desnudos físicamente, estaban desnudos el uno para el otro en su mente y corazón, no había nada que uno no supiera del otro, había unidad-ejad entre ellos. Este también es un anhelo en toda persona, el tener esa unión con alguien mas a nivel de pensamientos, emociones y sentimientos. Encontrar quien piense o sienta lo mismo.

Precaución. Muchas veces tenemos mucho cuidado con intimidad en lo físico, cuidamos las palabras, los gestos y el contacto físico en general, en especial entre personas del sexo opuesto. Sin embargo no cuidamos de la misma manera donde, cuando y con quien buscamos tener Intimidad Emocional.

Muchos ofrecemos nuestra mente y corazón como un libro abierto buscando quien quiera tener intimidad emocional con nosotros y buscamos en cualquier parte y con cualquier persona esa clase de intimidad a nivel de sentimientos, emociones, formas de pensar, experiencias, intereses, etc. Lo hacemos de manera física y lo hacemos de manera virtual. Sobra decir que esto es el origen de muchos casos de adulterio o de relaciones que no son permitidas por Dios.

Además, no olvides que tener está clase de intimidad llevará a buscar las otras también. Asegúrate de que estás con las personas indicadas o de lo contrario pon límites.
— Personas que no deberían tener intimidad espiritual o física no deberían estar dando rienda suelta a la intimidad emocional. Ej. Una mujer abriendo su corazón con un hombre que no es su cónyuge o viceversa. Una persona creyente abriendo su corazón con una persona no creyente, énfasis si es del sexo opuesto, esto nos lleva tratar el tema de la intimidad en el noviazgo.

El noviazgo es la búsqueda de intimidad entre dos personas que debe conducir al matrimonio.
En el noviazgo entre personas no creyentes, se pasa de la intimidad emocional a la intimidad física y viceversa sin muchos límites. El orden de factores no es muy tomado en cuenta y esto tiene complicaciones y consecuencias desastrosas. El tener intimidad de cualquier clase sin restricciones y sin un compromiso formal inevitablemente provoca heridas y resentimiento en ambos.
Esta claro que no puede haber Intimidad Espiritual entre una persona no creyente y una que es discípula de Yeshua pues no hay la misma fe-fidelidad-confianza, ni buscamos las mismas experiencias espirituales. No hay un terreno en común en el tema espiritual entre una persona creyente y una no creyente, por eso no hay forma de que haya intimidad completa, al contrario siempre hay un factor de división.

2 Cor 6:14-16 (NVI) 14 No formen yunta con los incrédulos. ¿Qué tienen en común la justicia y la maldad? ¿O qué comunión puede tener la luz con la oscuridad? 15 ¿Qué armonía tiene Cristo con el diablo? ¿Qué tiene en común un creyente con un incrédulo? 16 ¿En qué concuerdan el templo de Dios y los ídolos? Porque nosotros somos templo del Dios viviente. Como él ha dicho: «Viviré con ellos y caminaré entre ellos. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.»

En el noviazgo entre verdaderos discípulos de Yeshua, debe haber primero intimidad espiritual y luego poco a poco intimidad emocional. Es decir que primero tienen en común el buscar conocer, adorar y servir al mismo Dios. Entonces se da lugar a los pensamientos, sentimientos, vivencias y cosas en común.

Esto inevitablemente conducirá a buscar la intimidad física de manera progresiva, el querer pasar tiempo juntos, expresiones y muestras de afecto. Esto inevitalemente también depertará el deseo de la carne.

Por ello es muy importante que toda expresion y muestras de afecto se den siempre en un contexto público, nunca en privado, manteniendo el decoro y la santidad en la relación de quienes son aún solteros.

1 Cor 7:8-11 (NVI) 8 A los solteros y a las viudas les digo que sería mejor que se quedaran como yo. 9 Pero si no pueden dominarse, que se casen, porque es preferible casarse que quemarse de pasión.
10 A los casados les doy la siguiente orden (no yo sino el Señor): que la mujer no se separe de su esposo. 11 Sin embargo, si se separa, que no se vuelva a casar; de lo contrario, que se reconcilie con su esposo. Así mismo, que el hombre no se divorcie de su esposa.

Se debe reservar las expresiones de afecto físico en privado y de tipo sexual hasta que se contraiga matrimonio de otra manera es muy fácil caer en tentación, dar lugar al deseo y la fornicación.

Por todo lo anterior, a creyentes que aún están lejos de estar en condiciones de contraer matrimonio les es impresindible EVITAR la intimidad física y LIMITAR la intimidad emocional con personas del sexo opuesto.

Ejemplos de Intimidad en la Biblia:

Hch 2:42 (NBLA) 42 Y se dedicaban continuamente a las enseñanzas de los apóstoles, a la comunión, al partimiento del pan y a la oración.

En el contexto del matrimonio y de una familia se deben PROCURAR estos tres tipos de intimidad:
Espiritual: Tiempos como matrimonio o como familia donde procuramos compartir de nuestra fe y experiencias con Dios, ej. Shabat, devocionales familiares, reuniones con la comunidad, las Fiestas, etc.
Emocional: Tiempos como matrimonio o como familia donde compartimos vivencias, pensamientos, sentimientos, intereses, emociones, ej. Comidas, citas, paseos, actividades juntos, etc.
Física: Estar presentes en momentos especiales o difíciles, abrazos, palmadas, caricias, besos y “apapachos” y además la intimidad sexual entre cónyuges.

Medita o comenta: Que tanta Intimidad Espiritual-Emocional-Física tienes:
— Con tu cónyuge si estás casado/a
— Con tus hijos/as si tienes
— Con tus padres
— Con tus hermanos/as
— Con otros discípulos/as de Yeshua
— Con no creyentes

Reconoce: Así como en el tema del servicio, muchos no tuvimos este ejemplo en casa y no fuimos enseñados a procurar Intimidad en nuestras relaciones.
No había intimidad espiritual, emocional y física;
— Con el papá
— Con la mamá
— Con hermanos/as
— Con otros creyentes
Muchos estamos repitiendo estas mismas carencias en nuestras relaciones más importantes y tendrá efectos negativos.

Tarea: Nuestra primer tarea es asegurarnos de estar teniendo intimidad con Dios.
Tiempo dedicado a buscar su presencia en oración y adoración.
Conocer su mente y corazón a través de Su Palabra.
Servirle físicamente al servir a quienes nos rodean en cada oportunidad, empezando por los de nuestra casa y la kehila.

— Después hacer lo mismo con los de nuestra casa y después procurarlo con la kehila.
Tiempo dedicado a buscar a Dios y servirle juntos.
Tiempo dedicado a conocernos y compartir entre nosotros lo que hay en nuestra ente y corazón.
Actos de servicio por amor, muestras de afecto físico acorde a la relación.

Indicadores de alerta. Cuando entre creyentes, en un matrimonio, en una familia o una kehila hay carencia o falta por completo alguna clase de intimidad esto afectará las demás. Ejemplo:

  • Si no hay presencia física, actos de servicio por amor, contacto o expresiones de amor físico, o intimidad sexual entre cónyuges, esto afectará la intimidad emocional y la intimidad espiritual.
  • Si no hay tiempos para compartir lo que pensamos, sentimos, experimentamos, soñamos, etc, esto afectará la intimidad física y la intimidad espiritual.
  • Si no hay tiempos en los que participamos de las mismas cosas de la fe y experiencias espirituales, esto afectará la intimidad emocional y la intimidad física.

Nota: Si necesitas ayuda en alguna de estas áreas como matrimonio o familia no dudes en pedirla hay muchas otras causas por las que podemos tener dificultad para encontrar intimidad en nuestras relaciones.

FacebookmailFacebookmail