Guía para el Shabat

Print Friendly, PDF & Email

Shabat Seder – Guía para el Shabat

-P. Andrés Zúñiga @UnCafeConDios.com

Como todo lo relacionado con Dios, hay muchas tradiciones con respecto a que se hace y lo que no en el día de reposo. Conozcamos que dice la Biblia para que podamos basar nuestras actividades en lo que el Padre nos ha indicado por escrito. Al hacerlo es probable que entendamos el porque de muchas de esas costumbres y tradiciones y entonces tengamos claridad en cuanto a que es deseable y cumple con un buen propósito y que no.

#Obediencia por amor es la base de todo

1Sam.15:22 Obedecer es lo que más complace a Dios

Jn.14:21 El que le ama guarda sus mandamientos; es la manera más efectiva en que podemos mostrarle nuestro amor y gratitud.

->Ver nota “¿Vas a adorar este Domingo?

#Instrucciones acerca del Sábado

De acuerdo a la Biblia los días comienzan a partir de la puesta de sol Gen.1:5 por ello el Sábado inicia a la puesta de sol del día sexto (viernes) y termina a la puesta del sol del día séptimo (sábado).

Gen.2:2-3 El séptimo día concluyó Dios la obra que hizo, y reposó el séptimo día de todo cuanto había hecho. 3 Entonces bendijo Dios el séptimo día y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.”

-> Dios no tiene necesidad de descansar sin embargo Él cesó de crear en este día y lo bendijo, le puso aparte, le santificó.

7673. שָׁבַת shabát; raíz prim.; reposar, i.e. desistir del ejercicio

#Dios desea que su pueblo siga su ejemplo

Exo.20:8-11, Deu.5:12 El sábado en los 10 mandamientos.

Exo.31:12-17 El sábado es para todos los hijos de Israel (no solo judíos), por todas sus generaciones, por pacto perpetuo. Esta es la señal eterna de que una persona se ha integrado al pueblo de Dios.

Jer.31:31-34 El nuevo pacto renovado con Israel consiste en que Dios perdonará nuestros pecados y pondrá su ley en nuestra mente y corazón y le conoceremos personalmente. Nota que en ningún lado dice que anulará o cambiará su ley.

Lev.23:1-3 Las Fiestas del Señor. Dios manda a los hijos de Israel, su pueblo (no solo judíos), el observar varias santas convocaciones cada una con un propósito y significado tremendo que marcan la vida del creyente y le aclaran, enseñan y recuerdan principios aplicados a su caminar con Dios. La primer santa convocación semanal es el Sábado que nos recuerda que hay un Dios creador de todo lo que hay y al seguir su ejemplo cuando cesamos de trabajar reconocemos que es Él quien sostiene nuestra vida en su mundo, no nuestras manos ni nuestras fuerzas. Le estamos honrando como nuestro proveedor. Renunciamos a creer que es por nuestras fuerzas y medios que subsistimos y reconocemos que es en Dios en quien tenemos paz.

Isa.56:1-8 Bienaventurado es el que lo guarda, tanto los naturales nacidos en el pueblo de Dios como los extranjeros (no israelitas) que deciden seguir al Señor. Es para todos los pueblos y personas de cualquier condición, no solo social o económica sino aún incluso física.

Isa.58:13-14 Hay bendición por cesar de hacer nuestra voluntad en Sábado, desistir de buscar los deseos de nuestro corazón y guardarlo como algo anhelado, deseado, apartado para Dios. Está es una promesa de Dios hecha a su pueblo a través de su profeta Isaías, no solo la voluntad de Moisés o algún otro hombre exclusivamente para los judíos.

Shabat significa: paz completa, bienestar, alegría y felicidad en el sentido más completo, en el espíritu, alma y cuerpo.

#Tradiciones

Es importante distinguir entre lo que Dios ordenó que está escrito en su palabra y aquello que es parte de las tradiciones. Yeshua/Jesús fue señalado por los fariseos por no guardar las tradiciones en cuanto al Shabat en varias ocasiones y él les reconvino por poner sus tradiciones por encima de la ley de Dios. Sin embargo hay prácticas con respecto al orden del Shabat que se pueden tomar en cuenta aun cuando no están indicadas en la Escritura que agregan emotividad y sentido sin olvidar que son agregadas.. Por ejemplo hacer el pan tradicional o jalah, el encendido de las velas, el lavamiento de las manos entre muchas otras; tienen un significado muy hermoso que nos ayudan a entender principios muy valiosos pero no son requeridas ni deben llegar a ser una carga.

#Que Dice En La Biblia que se hace y no se hace en Shabat:

Se lee la escritura a la gente en ese día (Luc.4:16; Hch.13:14–15, 27, 44; 15:21; 17:2).

Se enseña la palabra de Dios en es día (Mar.6:2; Lu.4:16-22, 31; Hch.13:15–16; 15:21; 16:13; 17:2; 18:4).

Se predica en ese día (Hch.13:42; 15:21).

Se exhortan, animan o motivan unos a otros en ese día (Hch.13:15).

Los dones del Espíritu de Dios se practican en la congregación (1Cor.12,14).

El trabajo relacionado con el servicio religioso es permitido (Num.28:9; Mat.12:5; Jn.7:23).

Buenas obras y actos de misericordia como sanar a los enfermos son permitidos (Mat.12:11–12; Mar.3:1–5; Luc.6:6–10; 13:10–13; 14:1–4; Jn.5:8–16; 9:14).

Actos necesarios para preservar la vida como alimentar animales, sacarlos de una zanja o realizar una circuncisión son permitidos (Mat.12:1–5; Mar.2:23–26; Lu.6:1–4; 13:15; 14:5; Jn.7:22–23).

No se debe salir del hogar para buscar comida (Exo.16:29–30).

No comerciar, negociar o causar que alguien más lo haga (Neh.13:15-22).

Yeshua/Jesús asistió a la sinagoga en Sábado (Mar.1:21; 6:2; Luc.4:16; 6:6; 13:10).

Pablo asistió a la sinagoga el Sábado y enseñó o discutió las Escrituras (Hch.13:14, 42; 17:2, 18:4).

Los apóstoles animaron a los creyentes a asistir a la sinagoga el Sábado (Hch.15:21).

Es aceptable viajar una distancia corta para el servicio del Sábado (Hch.1:12).

Los servicios del sábado pueden llevarse a cabo al aire libre aún si es necesario llegar ahí a pie (Hch.16:13).

Reunirse para adorar a YHVH Dios (Lev.23:3; Isa.66:23; Eze.46:3; Hch.16:13; 18:4).

Es permitido sanar enfermos en Sábado (Mat.12:9–14; Mar.3:1–6; Luc.6:6–11; 13:14; Jn.5:9; 9:14)

#Preparación

Es importante prepararse para este día de cese de actividades. Lo hacemos procurando no tener pendientes el viernes por la tarde para poder iniciar el sábado en paz. Buscamos preparar todo lo que estaremos necesitando durante el viernes por la noche y el Sábado con anticipación. Recuerda que la cena, el alimento en si, no es lo más importante. Solo ten listo jugo de uva y 2 panes. El enfoque de la cena del viernes no es tener un culto o reunión, es un momento con Dios como familia -tu casa- o incluso a solas. Tomaremos el pan y el jugo de uva como recordatorio de la obra de amor de Dios por nosotros, oraremos y nos bendeciremos.

#Abrir Shabat

Para entrar en el Shabat el viernes al ponerse el sol comentamos, oramos (puedes usar tus propias palabras) y damos gracias a nuestro Dios Eterno por lo siguiente:

#Escuchar el sonido del shofar (bocina, trompeta)

Es el llamado de Dios a su pueblo a reunirse. Representa el sonido de su voz a los cuatro vientos llamando a sus ovejas a reunirse con Él. Escuchar el shofar aquí.

Neh.4:20; Sal.81:3; Isa.27:13; 1Cor.15:52

#Yeshua/Jesús nuestro Mesías

Damos gracias porque a través de Yeshua nosotros podemos tomar parte de la bendición del Shabat dada por Dios a su pueblo por todas sus generaciones y para siempre.

Mar.2:27-28 También les dijo: —El sábado fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del sábado. 28 Por tanto, el Hijo del hombre es Señor aun del sábado.

“Bendito eres tú Eterno, Dios nuestro, Rey del universo, quien nos ha dado el camino de salvación por medio de Yeshúa nuestro Mesías Señor del Sábado. Amén.”

#Cantar o leer el Shema (Oye)

Deu.6:4-9 »Oye, Israel: Yehováh, nuestro Dios, Yehováh uno es. 5 »Amarás a Yehováh, tu Dios, de todo tu corazón, de toda tu alma y con todas tus fuerzas. 6 »Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón. 7 Se las repetirás a tus hijos, y les hablarás de ellas estando en tu casa y andando por el camino, al acostarte y cuando te levantes. 8 Las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; 9 las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas.

Mar.12:30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas.” Éste es el principal mandamiento.

#Pan, damos gracias por la provisión natural y espiritual de Dios.

La cabeza de la casa toma 2 panes en sus manos y da gracias por lo que representan; la provisión doble de Dios para su pueblo el día sexto (para que no procure alimento en Shabat); también el maná que representa la palabra de Dios que da vida y Yeshua quien es el pan de vida que descendió del cielo. Se leen;

Deu.8:3 Te afligió, te hizo pasar hambre y te sustentó con maná, comida que ni tú ni tus padres habían conocido, para hacerte saber que no solo de pan vivirá el hombre, sino de todo lo que sale de la boca de Yehováh vivirá el hombre.

Jn.6:48-51 Yo soy el pan de vida. 49 Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y aun así murieron. 50 Este es el pan que desciende del cielo para que no muera quien coma de él. 51 Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguien come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.

“Bendito eres Tú, Eterno, Dios nuestro, Rey del universo, que extraes pan de la tierra. Y bendito seas Padre, por el pan de vida que descendió del cielo a dar vida eterna a los hombres. Por Yeshúa, nuestro Mesías. Amén”

Se toma el pan y se parten pedazos que se reparten entre los presentes y se comen. Se les puede poner sal que nos recuerda la sal que se usaba en los pactos hebreos y también a nosotros mismos quienes somos la sal de la tierra. Lev.2:13 , Mat.5:13

#Fruto de la vid (debido al trasfondo cultural latino preferimos hacerlo con jugo de uva).

Este jugo representa la sangre del cordero que fue sacrificado en Egipto para redimir al pueblo de Israel durante la plaga de la muerte. Yeshua toma el lugar de este cordero que es sacrificado por los pecados de todos aquellos que entran en pacto con Dios a través de Él y son librados de sus pecados y la muerte eterna. Se puede servir un vaso con jugo y beber todos de el o se puede servir individualmente. Se leen;

Mat.26:28 porque esto es mi sangre del nuevo pacto que por muchos es derramada para perdón de los pecados.

Luc.22:20 De igual manera, después de haber cenado, tomó la copa, diciendo:—Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.

“Bendito eres Tú, Eterno, Dios nuestro, Rey del universo, creador del fruto de la vid. Y bendito seas por la sangre de Yeshua, nuestro Mesías, por quien somos partícipes del Nuevo Pacto. Amén.”

#Bendiciones a la familia. (Podemos usar un tallit o manto de oración si lo hay)

La cabeza de cada hogar bendice y ora por cada miembro de su familia y por las visitas si es que no está presente la cabeza de su familia (puede poner su tallit o manto de oración si lo hay sobre ellos). Es un momento muy especial e íntimo; se mira a la persona a los ojos y se le recuerdan todas las razones por las cuales es una bendición su vida. También se pide perdón cuando hay ofensas (Mat.5:23-24) y se ora a Dios pidiendo bendición sobre la vida de cada persona.

Num.6:24-26 “Yehováh te bendiga y te guarde.

25 Yehováh haga resplandecer su rostro sobre ti y tenga de ti misericordia;

26 Yehováh alce sobre ti su rostro y ponga en ti paz”.

— Podemos brindar diciendo “¡lejaim!” (a la vida) Y nos deseamos todos “¡Shabat shalom!” (Sábado en paz).

Procedemos a cenar y convivir procurando guardar durante todo el Shabat a la puesta del sol el Sábado la paz, la armonía y el reposo.

#En la práctica familiar

Durante el Sábado cesamos de trabajar tanto en casa como fuera de ella. Como ya establecimos no es un día para hacer todo lo que nos faltó tiempo para hacer durante los otros 6 días de la semana. Evitamos quehaceres de la casa (usamos desechables y se come recalentado) y actividades que nos llevan a comerciar u ocuparnos de otros pendientes.

Los niños no tienen tareas o labores y procuramos no estarles corrigiendo o disciplinando ese día; todos los castigos o disciplinas expiran en Shabat por lo que tienen una razón más para amar ese día.

Como ya vimos si hay que pedir perdón lo hacemos al inicio para poder estar verdaderamente en paz. Durante el Shabat evitamos los conflictos, discusiones o temas que los provocan (ej. temas de dinero, desiciones, etc); tenemos el resto de la semana para arreglar problemas y buscar ponernos de acuerdo.

Para los hijos no hay permisos para salir de casa durante Shabat (a menos que sea en familia) y en lo posible evitamos reuniones con personas que no están guardando shabat pues fácilmente nos llevarán a ocuparnos o enfocarnos en otro tipo de actividades o cuestiones. Esto requiere de un esfuerzo y lleva tiempo, sobre todo al principio con familiares y amigos. Este por sobre los demás días de la semana es el día que procuramos estar unidos como familia y buscando cosas que pongan nuestro enfoque en Dios y su palabra. Nos congregamos, buscamos compartir los alimentos para el cuerpo y el alma y convivir con quienes guardan este día.

FacebooktwittertumblrmailFacebooktwittertumblrmail