Somos Padres

Print Friendly, PDF & Email

Necesitamos pararnos y decir: ¡NO ROBARÁN MI SEMILLA, NO MIENTRAS YO ESTÉ VIGILANDO!

En estos últimos días me he encontrado con noticias muy tristes, y que honestamente me han hecho pensar y evaluar el trabajo más importante que tenemos en esta vida: Ser padres.

imageLas noticas en todo el mundo se encuentran atestadas de información devastadora: guerras, crisis económicas, cambios climáticos y demás. Sin embargo, las más tristes para mi, son esas noticias de los que yo llamo los “hijos sin padre”. Hijos que se han criado sin identidad, sin bendición de sus padres y sin la presencia de ellos en casa.

No hace falta que diga que nuestra cultura y sociedad cada vez esta más loca y más alejada de principios y valores absolutos. Nada es totalmente malo y nada es totalmente bueno, por lo tanto TODO  es permitido mientras te haga sentir bien. ¡Que mentira mas cruel y que engaño más nefasto nos han vendido!

Al no haber absolutos, no existe la moral. Por lo tanto cada quien es libre para dirigir su vida de acuerdo a sus emociones y pensamientos egoístas y orgullosos. Hemos sacado a Dios de la ecuación y hoy nos encontramos cosechando una generación de “hijos sin padres”.

No importa a que se dediquen los padres, he visto; grandes empresarios, ministros, pastores, maestros – y la lista continua – que han dejado el lugar donde se lucha la más grande guerra (sus hogares) para obtener el sustento (lo cual es bueno y Dios dice que hagamos). Pero, hemos olvidado que nuestro trabajo principal no es solo ser proveedores. Nuestra prioridad es ser guías, ejemplo, bendición, fuerza, sustento, abrigo, cobijo, aliento, dirección y maestros de nuestros hijos.

El objetivo del adversario es ROBAR y DESTRUIR nuestra semilla (hijos) que Dios nos ha dado.  Ellos son el blanco continuo de sus ataques y la lucha es sin cuartel.

Me alarma que como padres estamos desensibilizados (por ignorancia o por gusto) de esta lucha. Hemos bajado nuestros estándares permitiendo que la sociedad y la cultura dicten lo que se debe o no se debe hacer. Estamos desapercibidos y dormidos. ¡NECESITAMOS DESPERTAR!

image

 

Necesitamos pararnos y decir:

¡NO ROBARÁN MI SEMILLA, NO MIENTRAS YO ESTÉ VIGILANDO!

“He aquí, herencia de YHWH son los hijos;
Cosa de estima el fruto del vientre.
Como saetas en mano del valiente,
Así son los hijos habidos en la juventud.” Sal 27:3-4

No dejes que el enemigo te robe tu semilla. ¡Despierta! La lucha es más real de lo que estamos dispuestos a aceptar. Así que si eres padre/madre levántate y pelea en oración, en ayuno y también aprendiendo cosas prácticas que te ayuden a levantar una protección y un vallado alrededor de lo que más amas.

¿Te unes con nosotros en nuestra oración y determinación de pelear por nuestras familias? Próximamente tendremos más material que nos ayudará a todos en la más grande tarea de todos los tiempos: ¡Dejar una generación que ame y sirva a Dios: Hijos valientes que distinguen entre lo bueno y lo malo y que tienen grabada en su corazón la Palabra del Señor!

 

FacebooktwittertumblrmailFacebooktwittertumblrmail