Eva: La Primera Dama

Print Friendly, PDF & Email

Eva tuvo la bendición de ser la primera mujer de la Biblia, lo cual le daba ciertas ventajas; no tenía competencia, no había traumas del pasado que superar, la atención de su marido era solo para ella, entre otras. Gen 2:21-3:24

imageLa salvación es el tema que se repite en toda la Escritura. Dios nos muestra desde el principio como Él desea salvarnos dejándonos pistas e indicios buscando ganar nuestro corazón por amor, no por obligación. La Biblia es en escencia la historia de Dios salvando a la humanidad comenzando desde el Génesis.

Si leemos la historia de Eva fuera del contexto de la Biblia, bien podría ser catalogada como una historia de fantasía; una historia que esta más allá de la credulidad humana. Eva fue formada por las mismas manos de Dios. Él hizo caer a Adán en un sueño profundo y de sus costillas formó a la mujer. Ella fue el acto culminante y el broche de oro con el que Dios dio fin a todo lo que Él creó.

Que día tan memorable fue este en el que Eva apareció por primera vez. Ella era todo encanto, belleza, inteligencia; una compañera digna de compartir el señorío de la creación con Adán.

Pero en todas las historias hay un lado obscuro y en esta no podía faltar. El adversario puso a prueba la inteligencia y sabiduría de Eva. El día en que decidió ponerse a platicar con una culebra fue terrible. Esta culebra con toda premeditación, alevosía y ventaja cuestionó las instrucciones del Dios Altísimo poniendo a prueba la confianza que Eva tenía en Dios.

image

¿Habrá sido ignorancia lo que orillo a Eva a inocentemente hablar con la serpiente?, ¿Fue un deseo egoísta y orgulloso de tener lo que solamente a Dios le pertenencia?, ¿Qué estaba pensando, como se le ocurrió medir las consecuencias de sus actos?. Si hubiera tenido una madre probablemente le habría dicho: “Eva, no platiques con culebras.” Pero eso lo decimos nosotros que estamos mas de 5,000 años después leyendo su historia en la Biblia.

Eva junto con Adán tenían completa libertad en el Edén, su única restricción era no comer del árbol que se encontraba en el centro del hermoso jardín. Esta restricción no debia representar ningún sacrificio ya que tenían a su disposición todo el Paraíso, y por un tiempo fue así. Eva no tenía idea que ella seria la primera en ser puesta a prueba  y en su inocencia no se imaginaba que el diablo planeaba su ruina y la de su familia.

Ese día Eva dudo de la benevolencia de Dios, le agrego de “su propia cosecha” a la sencilla instrucción que Él les había dado, y quedo fascinada por las insinuaciones que la serpiente le hizo.

Buscar la emancipacion de Dios

y actuar de forma independiente a las instrucciones de Dios

sigue siendo la misma treta que el enemigo

usa hoy en día para engañarnos.

image¿Punto a favor de Eva? Ella reconoció sin evasivas de ningún género lo que había sucedido, hizo una confesión franca de su pecado y eso marco el incio de su regreso a Dios. Fue así en medio de esta situación que Dios puso a andar el plan de salvación que tenía listo desde antes de comenzar la creación prometiéndole a Eva que si sus descendientes vivían sometidos a sus instrucciónes ellos podrían vencer al enemigo que ella no pudo vencer. Y que un día uno de sus descendientes sería el Mesías que derrotaria al enemigo para siempre.

Aprendamos de Eva, no nos dejemos vencer por la tentación que se nos ofrece para desobedecer las Instrucciones de Dios. Una tentación que quizás se ve hermosa y nos promete libertad y felicidad sin tener que someternos a Dios. No lo creas. Solamente en Dios y su instrucción podemos tener protección, refugio, provisión y paz para nosotras, nuestro matrimonio y familia.

FacebooktwittertumblrmailFacebooktwittertumblrmail