Adar, el último mes del año

Print Friendly, PDF & Email

En el calendario bíblico el mes de Adar (אֲדָר) es último mes en el Calendario. Recordemos que el calendario hebreo es lunar por lo que en algunas ocasiones cuando el año es bisiesto podremos ver que el mes de Adar aparece dos veces en el calendario y aparece como Adar I y Adar II.

imageAdar es conocido también como el mes de Purim porque en este mes se celebra la Fiesta de las Suertes (Purim). Aunque esta celebración no es una Fiesta instituida por Dios (es decir no es mandamiento de Dios celebrarla).  Es una oportunidad para conmemorar la liberación y salvación que Dios obró a favor de Su pueblo de manos de sus enemigos persas, que procuraban su exterminio bajo el reinado del rey Jerjes I (alrededor del 450 a.C.).

En esta ocasion, Dios usó a la joven reina Ester (en hebreo su nombre es Hadasá y significa gozo) y a su tío Mardoqueo para salvar a Su pueblo (Ester 3:1-9:15). Mardoqueo fue quien instauró la celebración de esta fiesta como una fiesta de gran gozo, como el mes en la que tristeza fue cambiada en alegría y el día de luto en un día bueno; se hicieron de estos días, días de banquete y de gozo para enviar porciones a cada uno de sus vecinos y dádivas a los pobres. (Ester 9:20-23)

El mes de Adar cierra el ciclo anual del calendario hebreo y comienza con un nuevo lleno de bendición, gozo y salvación porque el mes que viene (Abib/Nisán) y comienza la celebración por nuestro rescate de la esclavitud. La fiesta de Pesaj/Pascua es una fiesta de gran alegría y gozo. Desde este momento (Adar) comenzamos a alegrarnos por los milagros que Dios hace para rescatar a Su pueblo y nos estamos preparando para gozarnos por nuestra liberación de Egipto (Abib/Nisán), para celebrar que la Sangre del Cordero ha sido puesta sobre nuestras vidas y hemos sido transladados de muerte a vida. De la esclavitud del pecado a la libertad plena para amar y obedecer a Dios con todo nuestro ser.

Recuerda que reconocer cada inicio de mes (Rosh Codesh) es un mandamiento de Dios: “Tocad la trompeta en la nueva luna. En el día señalado, en el día de nuestra fiesta solemne. Porque estatuto es de Israel. Ordenanza del Dios de Jacob”. Salmo 81:3-4

¡Tenemos un Dios maravilloso que en todo momento esta buscando hablar a nuestro corazón!. Cuando comienzas a descubrir la riqueza de Sus tiempos, calendario y festividades, te das cuenta que es un Dios extraordinario, digno de toda nuestra adoración y obediencia.

FacebooktwittertumblrmailFacebooktwittertumblrmail